Mas de un siglo lleva esta pequeña bodega abierta  (1.910 ),  que mantiene su aspecto, mínimo como hace 60 años, sus vinos y sus famosos callos y albóndigas, la tosta de cecina. Ese minúsculo mostrador de Estaño y las estanterias repletas de botellas, es muy agradable de comprobar como se mantienen algunos locales que son éxito sin publicidad ni fusiones de cocinas exóticas y algunas imposibles

BODEGARICLA_BARRASCENTENARIASRicla

bodegas-ricla

Anuncios